Un apunte en torno a Blame!

noviembre 17, 2006 - 31 comentarios

La obra de Tsutomu Nihei ha sido mal leída y, por consiguiente, peor entendida. Autor de obras como Noise y Blame! entre otras, es un mangaka con una coherencia creativa y con un desarrollo de la narración que dejan sin aliento. Pero en donde Nihei descolla sin paliativos es en el terreno de la estética y del concepto, es decir, en el arte conceptual.

un-apunte-en-torno_01.jpg

En rigor, no es un creador que tengamos que catalogarlo o englosarlo en una única escuela artística, de modo reduccionista y simplona, sino que es un autor que se dibuja a base de capas superpuestas (narración, diseño, personajes, etc.) abrazadas por la corteza del arte conceptual.

El Arte Conceptual es un movimiento que aparece en los años sesenta y setenta del siglo XX, en donde nos señala que la “verdadera” obra de arte no es el objeto físico producido por el artista sino que consiste en “conceptos” e “ideas”. En este arte conceptual, la idea o concepto prevalece sobre la realización física de la obra y el mismo proceso —notas, bocetos, maquetas, diálogos— al tener en ocasiones (no siempre) más importancia que el objeto terminado. Una de las premisas fundamentales, pero no excluyente, es que se requiere de una mayor implicación del espectador (en este caso, lector) no solo en la forma de percibirlo sino con su acción y participación. En definitiva, Nihei relega al lector a un esfuerzo intelectivo y sensitivo que el frikie de cómic no está acostumbrado a asimilar ni a interactuar. Estamos acostumbrados a esa lectura pasiva y lánguida, acomodaticia y facilona que el cómic anglosajón nos esta imponiendo poco a poco y bajo nuestro consentimiento silencioso.

un-apunte-en-torno_02.jpg

Blame! es su obra maestra. Obra aparecida hace unos años en España por la Editorial Glénat en una edición modélica de 10 tomos. Obra-río, desoladora y fluyente (que se hace sobre sí misma constantemente a modo de una fuga de Bach), donde el lector queda atónito ante tanta inanidad: auténtica tesis del silencio, ya sea silencio físico como espiritual.

un-apunte-en-torno_03.jpg

Blame! es un viaje. El viaje de un héroe en busca de un fin, un objetivo. “Él buscaba algo para salvar a la ciudad… Al parecer, viajaba desde mucho antes de que te conociera”. Nos dice Shibo, un personaje en el último tomo de la colección. El héroe ha buscado desde siempre, no olvidemos este dato.

¿Quién es el héroe? No sabemos nada de él y tampoco nos importa. Busca unos genes humanos que no estén infectados para salvar a la especie, ya sea humana o de otra índole. A Tsutomu Nihei, en verdad, no le importa resolver si el héroe lo consigue o no, sólo le interesa la motivación del fin y su modus operandi, es decir, no busca el final convencional, sino lo trascendente de los actos del personaje: las cosas no se hacen porque sí, lo que queremos es saber LA VERDAD. Pero… ¿qué verdad?

un-apunte-en-torno_04.jpg

Killy, el héroe, es un elegido, de eso no tenemos ningún lugar a dudas. Él tiene en sus manos cambiar el mundo. En el último volumen, Shibo le pregunta a un personaje denominado como “alguien que no duerme” a cerca de Killy, el héroe de Blame!:

SHIBO: “— ¿Seguirá vivo? ¿Proseguirá su viaje?

ALGUIEN QUE NO DUERME: “— Lo siento… Pero no lo sé. Ahora, desde este territorio es imposible saber nada de la realidad básica. Pero si él consiguiera llevar la esfera a ese lugar, si finalmente cumpliera su objetivo… entonces nos enteraríamos. Ahora no podemos hacer más que esperar…”

 

¿Si alguien cambiara nuestro mundo, de una manera palpable, nos daríamos cuenta?

un-apunte-en-torno_05.jpg

El héroe recorre siempre un camino ascendente, siempre para arriba, en busca de la solución. Quiere llegar a la cima del mundo. En síntesis, es un héroe que desafía el status del mundo y su metafísica, construye una Babel imaginaria para encontrar una respuesta. ¿Más allá todo se resuelve? ¿Cómo pisar en lo no hollado?

Blame! no sólo narra el viaje del héroe por el mundo, sino su viaje por un terreno donde estén las respuestas y encontrar una respuesta que las contenga todas. Tsutomu Nihei sube o intenta subir a lo alto del mundo para poder otear todas las historias, es decir, lo que le ocurre al héroe nos ocurre a todos. Vivimos para buscar algo, ser trascendentes. Nihei persigue lo que me gustaría llamar una perspectiva antropológica.

un-apunte-en-torno_06.jpg

El lector de cómic se ha quejado mucho del final de Blame! ¡Después de 10 tomos qué pasa al final! Todo está salpicado de interrogantes.

Señores, hay finales facilones y finales más ambiguos… y después hay otra clase de finales (ya se le llamen literarios o poéticos, conceptuales o metafísicos) que yo los denominaría elípticos, es decir, aquellos que omiten información pero que no es indispensable para comprender el sentido de la misma y que quedan sobreentendido por las partes de la narración.

Blame! requiere de una lectura exigente, morosa y concienzuda, apasionada, que en ocasiones el lector no está dispuesto a consentir, sí de Alan Moore, pero no de un mangaka.

El final de Blame!:

Killy, inconsciente en la cima del mundo, es arrastrado por el agua hacia otro estadio natural (¿la Tierra?), dejando el submundo atrás. Llega a las profundidades de un río, lago o mar donde existen plantas subacuáticas.

un-apunte-en-torno_07.jpg

Aparece una bellísima viñeta de Killy llegando a la superficie en donde la imagen real se refleja en la superficie.

un-apunte-en-torno_08.jpg

Sale, y seguidamente, sigue disparando, con la onomatopeya más grande de todo el cómic: BLAM, el acto que caracteriza al héroe y que se refleja en el título BLAME!, que hasta este momento no corroboramos la causa del título.

El héroe, en rigor, no encuentra una verdad definitiva —lo mismo que el lector, que no halla una explicación exacta de lo que ha leído—, sino que su fin es seguir viviendo, seguir buscando, seguir luchando. Como he dicho, Tsutomu Nihei escribe sobre nosotros, la especie humana, sus motivaciones, sus anhelos, sus esperanzas, sus frustraciones, sus preguntas… que aparentemente no hallan respuestas.

gato_fritz_word_press.jpg Yorkshire enviame_un_email.gif

Anuncios